8 ene. 2012

LO QUE EL 2011 ME HA DEJADO...

Definitivamente el año que comienza vaticina nuevos cambios, nuevos proyectos y nuevos ideales. Sin embargo, ésos no serían posible sin su antecesor, el gran año 2011.
     Este pequeño momento nostálgico me ha motivado a compartir con ustedes, nuevas y viejas amistades, aquéllos momentos que significaron  mucho en este año que se fue.


ENERO: 1






Tuve el privilegio de haber sido invitada a un desayuno donde asistieron varias personas reconocidas, que han aportado tanto a mi tierra querida, Yucatán.

ENERO: 2




En esta ocasión, el Licenciado Gaspar Gomez Chacón nos invitó para comentarle al Diputado yucateco, Jorge Carlos Ramírez Marín, sobre la importancia del rescate de la única revista cultural que el Gran Partido Socialista del Sureste editó en 1923, y que estaba a punto de desaparecer de nuestra historia regional.

MARZO



Tuve la fortuna de ser invitada nuevamente al Congreso de Literatura Mexicana Contemporánea que se realiza en El Paso, Texas. Sería también la segunda y última vez que moderaría la mesa de mi querido maestro, el Doctor Renato Prada Oropeza.

MAYO


Uno de los deseos del Maestro Prada (albergado desde mayo del año 2010) era realizar un coloquio de estudiantes de maestría en literatura, para que los investigadores nos conociéramos, intercambiáramos puntos de vista, y al mismo tiempo supiéramos qué se está realizando en torno a la literatura desde la perspectiva académica. Afortunadamente su deseo se realizó, pero ya no podía presentarse para el desarrollo del mismo.    
     En esa ocasión, se anunció la cristalización de otro proyecto que el doctor había impulsado con ahínco: la creación del Doctorado en Literatura Hispanoamericana.

JUNIO



Una etapa concluía. Estudiar la maestría había sido una meta que me propuse desde que estudiaba el segundo año de licenciatura. En ese entonces, muchos aspectos de mi vida comenzaban a tomar forma, y uno de ellos era descubrir que realmente podría dedicarme al arte desde una perspectiva filosófica, científica. 
     Sin embargo, aún no he alcanzado el ideal. Cada día despierto convencida de que todavía falta un gran camino por recorrer.

AGOSTO



Siempre buscaré nuevos retos, nuevos desafíos que me pongan a prueba, física y mentalmente. Desde mi llegada a Puebla había decidido preocuparme más por mi desempeño deportivo. En mi niñez y pubertad, el deporte significó mucho para mí. 
     Desafortunadamente, el arte considera tabú esta práctica, tan importante para el desarrollo del espíritu, como alguna vez lo expresó Píndaro en sus Olímpicas:
...
Lo grande y peligroso

no es, no, para el cobarde;

el alto y firme pecho lo presume.
Y pues temprano o tarde
es el morir forzoso,
¿quién es el que sin nombre y vil consume,
y en honda noche sume
el tiempo de la vida,
de toda prez ajeno?

...
Tanto es precioso y caro

el premio que consigue, y siempre aviene

ser excelente y raro
el bien que, de avenida,
y junto y en un día al hombre viene
...

OCTUBRE: 1


Mi maestro, el Doctor Renato Prada Oropeza, se nos aldelantó en Septiembre. Unas semanas después la BUAP realizó un homenaje póstumo. Me despedí de él, como -estoy segura- le hubiera gustado: mostrándole que aproveché al máximo sus cátedras durante mi estadía en Puebla.

OCTUBRE: 2


Además de la pérdida, cargaba con la preocupación de mis responsabilidades -y deudas- como mujer independiente. Por fortuna, comenzó una etapa laboral muy distinta a mi desempeño como docente.
  Cada día esta etapa se nutre de aprendizaje y reflexión.

OCTUBRE: 3



El proyecto iniciado a finales del año 2008 culmino: el 2011 trajo la edición facsimilar de Tierra, Órgano de la Liga Central de Resistencia del Partido Socialista del Sureste.

OCTUBRE: 4


¡Cuántas celebraciones trajo Octubre! Gracias al tesón de Camilo y Karina, el FONCA nos aprueba un proyecto de investigación. Me va quedando claro que  sí, que realmente ha valido la pena todo el esfuerzo, todo el sacrificio y la lucha, con tal de obtener lo  deseado con ahínco.

NOVIEMBRE


Nuevamente quise tomar el reto deportivo, y llegué a la meta. Estoy cada vez más convencida que nunca habrá obstáculo que me impida avanzar. Seguiré preparándome física, mental y emocionalmente para responder a todos los desafíos que esta vida me imponga. 
    El triunfo me saluda, momentáneamente; sin embargo, es necesario cuidar de mis demonios para que no se vuelvan en contra mía:

En el éxito nuevo me gozo. Pero esto me duele:
que la envidia se vuelva a las obras hermosas. Se dice, por cierto,
que la dicha floreciente, constante,
trae así al hombre lo uno igual que lo otro.


2 comentarios: